Como usar un abrelatas manual o clásico paso a paso

Aunque es cierto que, en un principio, un abrelatas manual nos puede parecer algo muy simple, en realidad, a nivel interno, cuenta con un mecanismo que no siempre es sencillo de comprender. En realidad, se utilizan tres aparatos diferentes para poder dar forma a la máquina.

En un primer lugar tenemos con dos brazos largos que se sitúan al lado de la lata actuando de palanca. Por otra parte, dispone de un mango que está pensado para poder girar la lata y conseguir recrear el efecto de la apertura; este mango está compuesto, a su vez, por una rueda y por un eje.

Por otro lado, también tenemos lo que se conoce como cuña que no es más que la rueda circular por donde hacemos girar a la lata.

La lata procede de nada menos que del siglo XIX sería inventada por un inglés. Sin embargo, lo más curioso de todo es que el abrelatas no sería inventado hasta mucho tiempo después por lo que, a la hora de proceder a la apertura, había que tener bastante habilidad. Por lo general, se utilizaba cinceles, rocas o hasta cuchillos especiales que permitían hacerlo.

El abrelatas no se inventaría hasta el año 1858 y, por supuesto, este proceso se agilizaría mucho.

Por si acaso no sabes todavía como utilizar un abridor de latas manual, te hemos preparado una pequeña guía que te ayudará a considerar todo lo que tienes que tener en cuenta para poder hacerlo.

¿Cómo utilizar un abrelatas manual?

  • Lo primero que tenemos que hacer es proceder con la apertura de los brazos del propio abrelatas. Para ello, lo que haremos será colocar el diente de metal que el abrelatas manual dispone justamente en el borde de la lata que se quiera abrir. De esta manera, lo que estamos haciendo es que la rueda del dispositivo se alinee con la lata. Será en ese momento cuando tendremos que presionar los brazos uno contra el otro hará que la alineación sea perfecta. Esto, en un principio, puede ser algo complicado de entender y, quizá, no lo habramos de la manera adecuada. No obstante, nosotros te aseguramos que, por el paso del tiempo, conseguirás la práctica que necesitas. Insiste varias veces hasta que logres el objetivo.
  • Cuando te hayas dado cuenta de que el abrelatas manual haya encajado ya de manera segura, empieza a girar poco a poco el mango. Eso si, hazlo con mucho cuidado porque, en el caso de que no lo hayas hecho correctamente, el abre latas manual podría llegar a salir lanzado produciendo un tipo de accidente. Si lo estamos haciendo todo correctamente, veremos como la rueda de debajo del instrumento empieza a girar hará un corte en la superficie de la lata. Vamos por buen camino.
  • Ves girando el mango y te darás cuenta de que irás recorriendo toda la superficie de la lata. Se irá perforando el sello a medida que se produce este movimiento.
  • Una vez que hayas terminado con este proceso, con mucho cuidado, deshazte de la lata ya que podría llegar a producir algún corte.

Como ves, en realidad utilizar un abridor de latas manual no es nada complicado, pero si que es verdad que tendremos que realizar el procedimiento con mucho cuidado para evitar que se produzca cualquier tipo de accidente. Las primeras veces hazlo con mucho cuidado y luego, poco a poco, te darás cuenta de que estás cogiendo una destreza bastante interesante y que, con el paso del tiempo, el proceso de la apertura de la lata te será mucho más simple y sencillo.

Ahora que ya sabes como usar uno de estos elementos, puedes comprarlos aquí.